LA MUERTE, EL MAL Y LA MALDAD: CÓDIGOS Y ENIGMAS por CARLOS AURELIO FIGUERA CARVAJAL

LA MUERTE, EL MAL Y LA MALDAD:  CÓDIGOS Y ENIGMAS por CARLOS AURELIO FIGUERA CARVAJAL
Titulo del libro : LA MUERTE, EL MAL Y LA MALDAD: CÓDIGOS Y ENIGMAS
Fecha de lanzamiento : January 15, 2018
Autor : CARLOS AURELIO FIGUERA CARVAJAL
Número de páginas : 418

Obtenga el libro de LA MUERTE, EL MAL Y LA MALDAD: CÓDIGOS Y ENIGMAS de CARLOS AURELIO FIGUERA CARVAJAL en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

CARLOS AURELIO FIGUERA CARVAJAL con LA MUERTE, EL MAL Y LA MALDAD: CÓDIGOS Y ENIGMAS

La noticia imprevista de la muerte de una hermosa adolescente, Matilde, 15 años, impacta a otro adolescente, Raúl de la Caridad, 16 años, vecino y amor secreto de la joven, crea un drama de desolación y tristeza, a punto del suicidio para seguir a su amada en la muerte. La noche del velorio, el adolescente al acercarse al blanco féretro, cree ver a la difunta abrir los ojos, se retira asustado pensando que lo imaginaba. Matilde, no había muerto, sufrió un ataque de catalepsia, un envenenamiento provocado por una sustancia suministrada por la madre, enferma de celos, por el atrevimiento de la niña de acostarse con su amante, su padrino de bautismo, ésta la descubrió siendo infiel al padre. En venganza sedujo con chantaje al padrino para tener sexo con el amante de la madre, en su presencia, la progenitora no soportó la infidelidad y planeó su muerte. Antes de "morir", la joven, en el liceo, una compañera de estudio, mayor, la indujo al sexo, desarrollándose en ella, una oculta ninfomanía, que llevó al extremo con profesores y desconocidos. La tragedia de Matilde, apenas se iniciaba, viviendo con pánico y terror su aparente muerte. Nacida con el signo de las relaciones carnales aun en la muerte. Apenas certificada su muerte, en la morgue del hospital, fue abusada por camareros, en un acto de necrofilia. Llevada a la funeraria para arreglarla, ponerla bonita y exhibirla en la sala de su casa, en rigor mortis, de nuevo es abusada sexualmente. Pensó que los fuertes movimientos sobre ella,del trabajador de la funeraria, podría hacer el milagro de volverla a la vida, no sucedió, solo perversión y necrofilia. En la casa, velada, se desatada una feroz tormenta, lloraba el cielo, decían, las beatas.La muchacha siempre se mantuvo consciente en su estado cataléptico, sin poder mover ninguno de sus músculos con su cerebro activo. solo cuando vio a Raúl asomado en el ataúd, con esfuerzo movió los ojos. Amanece, la hora del entierro llega, gritos desesperados del padres y sus 2 hermanitos, La lluvia no amainaba, el cortejo fúnebre rumbo al cementerio, ella todavía con la esperanza de volver a la vida, no pasa nada. Siente como la tierra cae sobre el féretro, hasta que no escucha nada, el silencio es sepulcral, casi no podía respirar, moría de verdad.